Clicky

MARRUECOS

El desierto ofrece un cielo inolvidable, sobretodo de noche, y transmite serenidad, paz, las dunas.... y la zona de Merzouga es una de las puertas del desierto marroquí.

http://www.turismomarruecos.com/oferta/viajes/kasbahs/set.html
Cómo llegarDesde Ouarzazate en la gare routière compramos el único billete de autobús que sale hacia Erfoud por la mañana, a las 5,30 y pagamos 80DH. Al resultarnos tanto el vendedor como el horario y todo un poco raro, fuimos a las 5 de la mañana como nos dijeron el día anterior cuando compramos el billete y nuestras sospechas resultaron fundadas: “ese día” no salía el autobús de las 5,30. A cambio me “arreglaron” salir con una furgoneta a las 6 de la mañana hasta Tinerhir. Me devolvieron 40 DH de los que había pagado pues Tinerhir está justo a mitad de camino. La furgoneta no tenía calefacción y resultó ser un viaje de 4 horas incómodo y sufriendo frío, porque además fueron llenando la furgoneta e íbamos hacinados.
En Tinerhir vimos a otros turistas que querían ir hacia Erfoud y entonces entre los 5 llenamos un taxi y cada uno pagó 66DH para un viaje de 2 horas hasta Erfoud. El autobús hubiese salido a las 12,30 pero ese día precisamente no circulaba.

En Erfoud nos esperaba el transporte contratado con el hotel para que nos trasladara hasta Kanz Erremal que está en el “centro” del desierto, a 4kms del pueblecito de Merzouga.
Dormir & ComerNosotros reservamos desde Barcelona y por internet y por recomendación fiable de una amiga la Kasbah Kanz Erremal: http://www.kanzerremal.com/

El nombre del hotel significa el tesoro de las dunas, y realmente este hotel de ensueño enfrente las dunas es un tesoro. El edificio está construido como una kasbah tradicional de dos pisos y cuatros torres. Consta de 14 habitaciones, todas con vistas a las dunas, al desierto y a las palmeras. Disponen de climatización y baño privado con vistas al exterior. Están decoradas con artesanía de la región: alfombras, cerámica, lámparas, techo con envigado de madera y cañas, baldosas hidráulicas realizadas por artesanos de Rissani. La planta baja de 600m2, es toda área común.
También cuenta con una terraza con muebles de diseño y una piscina (que evidentemente no usamos).
Enfrente del hotel, justo antes de las dunas hay siempre esperando o descansando unos 50 dromedarios, que son los que utilizan los turistas de los diferentes hoteles de la zona.
Pagamos 30 euros por persona en habitación doble y por media pensión. El día de fin de año al hacer una cena y una fiesta especial pagamos un extra de 40 euros por persona.
Nosotros, al ser temporada alta y hacer la reserva sólo un par de días antes de partir tuvimos que hacer el pago total por transferencia antes de salir de viaje.

El hotel pertenece a la catalana Helena Güell junto a un socio local: Brahim Ait Ali, fue abierto en el año 2003.
Kanz Erremal, BP 12, Merzouga 52002, Tel. 00212 35578482, [email protected]

Otra kasbah recomendable pero no enfrente las dunas y solamente a 4 kms de Erfoud es: http://www.kasbah-hotel-said.biz la dirige Brahim, [email protected], también propietario del restaurante Café du Sud en Erfoud, en 19, avenida Mohamed V, entre la plaza des Far y yendo donde compramos los billetes de CTM.
Cosas a ver
En el desierto se puede uno estar horas y horas observando las dunas, como cambian de color, sobretodo al salir o al ponerse el sol. En Kanz Erremal organizan la excursión en dromedario de unas 3 horas a las dunas y el guía prepara té a la menta. Cuesta 20 euros por persona. Memorable excursión.

Luego a pie se puede ir hasta el palmeral del pueblo cercano, hacer la excursión a la gran duna que requiere estar en buena forma, pues llegar hasta el pie de la duna son casi 2 horas y subirla casi una hora.
Se puede ir hasta el lago natural que está a unos 3 kms del hotel y ver la puesta de sol.