Clicky

MARRUECOS

Marrakech es una ciudad que hacía mucho tiempo que quería visitar, y me gustó pero menos de lo esperado, seguramente debido a mis altas expectativas y a que me cuesta que se me sorprenda en un viaje. También tengo que decir, que se tiene que ser lo suficientemente fuerte para resistir las “ofertas” para restaurantes, para hammams, para riads, para tener un guía.... se les puede tachar de pesados.

La ciudad sería mucho más interesante sin tantísimos turistas, aunque lógicamente, nosotros también lo somos y es lo que hay.

La medina y la ciudad nueva merecen visitarse tranquilamente, y una propuesta que a mi me parece interesante es tomar un té de menta (o lo que nos apetezca), en los diferentes y encantadores riads, si es que los encontramos pues parecen quererse esconder de cualquier signo de vida.

http://www.ilove-marrakesh.com/lavisite_en.html
http://www.turismomarruecos.com/oferta/viajes/imperiales/set.html
Cómo llegarEscogimos aprovechar la línea ferroviaria y ir en tren de Casablanca a Marrakech.
Para ir del hotel a la estación de Casa Voyageurs, tomamos un petit taxi. Nos pusimos a la esquina del hotel y muchos Fiat Punto rojos, la mayoría de taxis en Casablanca son de este modelo de coche, y se les tiene que pedir que pongan el taxímetro. Nos costó 18DH.
En Casa Voyageurs, los trenes a Marrakech salen cada dos horas y cogemos el de las 8,50 de la mañana. Pagamos 125DH por un billete en primera clase. Los de segunda clase costaban 84DH. Tardamos 4 horas en llegar a Marrakech.
A la salida de la estación de Marrakech intentamos iniciarnos en la árdua tarea de intentar coger un taxi. Allí no hay una parada, y los taxis que van dejando clientes son literalmente abordados por marroquíes o por turistas, y evidentemente pretender negociar que pongan el taxímetro fue imposible.
Pagamos 35DH para ir a la medina (cuando seguramente con taxímetro hubiese costado unos 10DH como máximo).
Dormir & ComerTeniendo la suerte de contar con un amigo que está abriendo un Riad en la medina, y que nos lo cedió amablemente, no necesitamos buscar ningún alojamiento para Marrakech.
El Riad Al Azahar cuenta con 6 habitaciones y se alquila entero, cuesta unos 900 euros por semana por las 6 habitaciones incluyendo el uso de la cocina y el desayuno.
Es un riad a 10 minutos de la plaza Djmaa el-Fna y profundamente reformado y decorado con todo detalle e inspiración marroquí.
Fotos en: http://picasaweb.google.com/gerardescriva/AlAzahar
Para alquilar: [email protected], tel. 0033 1 47 09 29 39

Como la mayoría de los Riads, cuenta con un patio central que sirve para distribuir las habitaciones y la parte común, cuenta con una fuente encantadora, y una terraza a lo alto para poder desayunar o comer tranquilamente.

Si hubiésemos tenido que escoger un hotelito muy céntrico y barato, (en el que yo no he dormido pero un amigo mío sí lo ha hecho y me comenta que es más que correcto), es el Hotel Ali, cuesta unos 25 euros la doble: http://www.hotel-ali.com
También cuenta con un simpático restaurante.

Para desayunar escogemos diferentes Boulangeries, pastelerías, todas deliciosas y con pasteles inspirados en la repostería francesa y que son realmente muy buenos.
Les Princes, 32 Bab Agnaou, Marrakech, Tel. 00212 44 443033
Café Price Four, Av. Haman Fatwaki

Chez Chegrouni, Place Jamaa el-Fna, en face mosquée Kharbouch, nº 4/6, Marrakech, Tel. 00212- 61 434133
Restaurante en la plaza principal en la que se puede sentar en las diferentes terrazas y dejarse embaucar por todo lo que sucede en la plaza. Comida buena y precios moderados.
Argana, 1 et 2, place Jamaa el-Fna, Marrakech, Tel 00212-44 445350
También con varias terrazas con vistas a la plaza aunque con un servicio lento y poco esforzado. Precios un poquito más altos que en Chez Chegrouni.
Nid’Cigogne, 60 Place des Tombeaus saadiennes Kasbah, Marrakech, Tel. 00212 24 382092
Restaurante que no cuenta con parte interna, es decir cerrada, y teniendo en cuenta que estuvimos en invierno allí, hacía demasiado frío. En verano puede estar muy bien, pero no recomendable para invierno. Se llama así porque justo enfrente hay varios nidos de cigüeña que anidan en lo alto de las murallas de las tumbas saadianas.
Cosas a verComo lo que hay que ver en Marrakech no ha cambiado, creo que lo mejor es leerse lo que ya se ha escrito en esta misma página de Viajeadictos.