Clicky

VIETNAM

Para nosotros la escala del avión en Jordania nos ofrece la posibilidad de conocer un país donde todavía no habíamos estado. Viajando con Royal Jordanian, aprovechamos un programa que ofrecen para viajeros en tránsito en Jordania: el Zuwar Stopover Program. Con este programa se puede disfrutar de hoteles de 5 estrellas a precios razonables (19U$ por persona la primera noche, y 30U$ las noches adicionales) que incluyen el desayuno y el tránsfer de y al aeropuerto, así como la asistencia de una persona que nos viene a recoger con un cartelito a la llegada y nos facilita la entrada al país sin que tengamos que pagar el visado de turista.
Cómo llegarVuelo Barcelona – Ammán (3 horas y 50 minutos) con Royal Jordanian. El vuelo llega a las 23,50 de la noche del mismo día 22. en Jordania es una hora más que en España.
El aeropuerto está situado a 35 kilómetros de la ciudad d’*Ammán. El representante del Zuwar Stopover Program nos viene a recoger a recoger y nos traslada al hotel.
Dormir & ComerEl Zuwar Stopover Program ofrece varios hoteles de 4 y 5 estrellas. Elegimos el Radisson SAS (www.radisson.com) que es bastante céntrico y tiene categoría de 5 estrellas. El precio que pagamos gracias al Zuwar Stopover Program es de 19 dólares por la primera noche (por persona) y de 30 dólares por cada noche adicional. El hotel lo contratamos y pagamos al comprar el billete de avión.

En el centro de Ammán probamos tres restaurantes diferentes, y recomendamos sobre todo el Jabri, Al-Hussein street (la tarjeta que nos dieron no pone el número o lo pone en árabe). Es una pastelería y en el primer piso tienen restaurante, no tienen la carta en inglés, sólo en árabe.
Previamente pedimos en el hotel que nos escriban en árabe más o menos lo que queremos comer. El precio medio es 2-3 euros.

Un restaurante similar y que tampoco tienen la carta en inglés es el Jerusalén que está al lado del Jabri. Y un tercer restaurante, esta vez sí que tiene la carta en inglés, es el Cairo, King Talal Street, Tel. 4624527. De precios similares a los otros dos.
Cosas a verAmmán es una ciudad árabe bastante “occidentalitzada”, o esto es lo que ellos venden. Lo más destacable negativamente para los turistas “indepentdentes” es que las calles prácticamente no están señalizadas, y si por casualidad lo están, el nombre no se parece con el nombre que trae nuestra guía o el nombre que trae la calle al mapa que nos han dado en el hotel. Consecuencia de la transcripción del árabe al inglés y de los cambios de nombres de las calles....
Aunque los jordanos son extremadamente simpáticos, amables y con voluntad de ayudar, desafortunadamente no nos pueden ayudar demasiado pues tenemos problemas de comunicación por el idioma y la mayoría parece no haber visto un mapa en su vida.

1 Dínar jordano = 1,15 euros.
1 Dínar jordano = 1000 fils

Tenemos que recordar que viernes y sábado representan fin de semana en un país árabe, y esto quiere decir que si se llega en jueves noche como fue nuestro caso, y la oficina de cambio del aeropuerto está cerrada, sólo nos queda la posibilidad de cambiar divisas en el hotel con un cambio desfavorable.

Ammán nos pareció una ciudad atractiva. Lo más destacable es el teatro romano con más de 6.000 asientos. Entrar cuesta 500 fils.
Dentro del recinto, encontramos el museo del folclore y el de las tradiciones.
Otra cosa que vale la pena ver es la Ciutadela. Nosotros fuimos a pie desde el teatro romano. Entrada para los jordanos: 150 fils, para los extranjeros 1JD. La ciutadela fue reformada entre el 1988 y el 1994 por la AECI (Agencia Española de Cooperación Internacional). Desde allí tenemos magníficas vistas de Ammán y sus 19 colinas que conforman esta ciudad monocromo. El horario es de 8 a 16 horas en invierno y de 8 a 19 en verano, los fines de semana de 10 a 16 horas.
También vamos a ver la mezquita de Abdallah y damos unas vueltas por el centro. La experiencia de dar una vuelta a pie por una ciudad árabe como Ammán no tiene desperdicio.

Tenemos dos días más enteros por pasar en Jordania y decidimos desde Ammán ir a ver y experimentar el MAR MUERTO:
Como que disponemos de poco tiempo y ya hemos comprobado las dificultades para encontrar un transporte público directo y eficiente que nos lleve hasta el Mar Muerto, decidimos pagar algo más y disfrutar de la comodidad de un chófer privado y de un coche con aire acondicionado para nosotros solos. Por 30 JD tenemos el chófer y el coche durante 4 horas para ir al Mar Muerto.

En el Mar Muerto, decidimos ir a la playa pública, la entrada cuesta 4JD, los resorts de los hoteles Marriott o el Mövenpick o el Dead Sea Spa cuestan entre 20 y 24JD y están prácticamente uno al lado del otro y junto a la playa pública. Esta playa también cuenta con duchas, tumbonas (1JD) y sombrillas.

El Mar Muerto es una experiencia única, pues el agua prácticamente no se mueve y es muy caliente, y saladísima. Al tener esta densidad, el cuerpo flota sin ningún esfuerzo, se mantiene todo el tiempo flotando en la superficie. Es curiosa la experiencia cuando el agua te cubre todo y no tocas con los pies en el suelo, es imposible mantenerte vertical en el agua, el mar te inclina adelante o hacia atrás hasta ponerte en posición horizontal.

Avisamos que se tiene que vigilar mucho con que el agua no entre a los ojos, pues el alto grado de salinidad nos haría pasar un mal rato. Y también vigilar con el sol, pues se puede decir que estamos en medio del desierto y el sol aprieta muy fuerte.

El día siguiente vamos a PETRA. Para ir en transportes públicos teóricamente llegan los autobuses de la empresa JETT (Al Malek Al Hussein street), a unos 500 metros más arriba de la estación de autobuses Abdali. Pero por casualidades, precisamente los meses de julio y agosto habían interrumpido los viajes diarios en Petra y no sabían cuando volverían a hacer este recorrido. Otra opción válida es ir en autobús público hasta Wadi Musa que es el pueblo al lado de Petra, para ir sólo hace falta acercarse a la estación de autobuses del sur de Ammán y esperar a que se llene el autobús.

Nosotros volvimos a optar por una opción más cara pero mucho más práctica teniendo en cuenta el poco tiempo de que podiamos disfrutar de Jordania. Tenemos coche y chófer por todo el día por 70 JD los dos (o si fuéramos 4, todos 4). Nos lo organiza: Abd Al Salamos – Al Jarah (La oficina está en el hotel Radisson SAS, Tel. 5687179, Móvil: 962 79 590 10 90, Fax: 5671343, [email protected])

Marchamos a las 7 de la mañana, y la distancia entre Ammán y Petra son 260 kilómetros. Para hacer la visita absolutamente imprescindible, se necesitan mínimo unas 6 horas en Petra, pues una vez estas dentro del recinto, se tendría que visitar lo más importante. Tiene un recorrido que se puede hacer a pie o a caballo, o asno o camello.

Óptimo sería contar con dos días por ver todo lo posible. La entrada de un día cuesta 11JD (13,5JD dos días, y 16JD tres días). Montar en cualquiera de estos animales, es negociable, y varía entre 2-5-10JD y según el rato que queráis disfrutar. Recomendamos traer bebidas (o dinero para comprarlas), pues el esfuerzo de caminar y el calor son importantes. Dentro del recinto de Petra las bebidas cuestan entre 1 y 2JD.; fuera 350 fils...

Petra es la ciudad de los nabateos, e impresiona la tarea que hicieron esculpiendo directamente en la piedra rosácea, desde palacios y tumbas a monasterios, en el siglo IIIaC. El horario es de 6 a 16.30, recomendamos ir lo más pronto posible por la mañana con tal de ahorrarse los aludes de turistas y también para disfrutar de los magníficos colores que ofrecen las rocas rosáceas con la luz de la madrugada. La entrada de más de 1 kilómetro impresiona pues son paredes muy altas y el paso es relativamente estrecho.