Extremadura

Plasencia y Parque Nacional de Monfragüe

Paisajes, historia y gastronomía en su esencia

Extremadura es una de las diecisiete Comunidades Autónomas que existen en España. Situada al sudoeste de la Península Ibérica y colindante con Portugal la región ocupa 41.634 km2 y cuenta con 1.100.000 habitantes, aproximadamente, lo que supone una densidad de población de unos 26 habitantes/ km2. Sorprende a los que nunca han ido anteriormente por sus paisajes infinitos y por su cielo embaucador.

La Comunidad Autónoma de Extremadura tiene su capital en Mérida, y su territorio comprende las provincias de Cáceres (al norte) y Badajoz (al sur). Estas tres capitales, junto con Plasencia y la conurbación integrada por los municipios de Don Benito y Villanueva de la Serena, constituyen los mayores núcleos urbanos de la región.

La ciudad fronteriza de Badajoz es la más poblada, con algo más de 145.000 habitantes de derecho.

Dos grandes cuencas hidrográficas, la del Tajo al norte, y la del Guadiana al sur, discurren de este a oeste por el territorio extremeño. La existencia de una completa red de pantanos y embalses, con una capacidad de 19.639 Hm3, soporta buena parte de las potencialidades energéticas y agrícolas de la Extremadura de hoy.

Extremadura cuenta con una extensa red de carreteras. El territorio se vertebra a través de dos autovías estatales: la A-5 o del Suroeste, que recorre la región de este a oeste y que conecta las dos capitales peninsulares, Madrid y Lisboa; y la A-66 o de la Plata, antigua N-630, que discurre en dirección norte-sur paralela a la frontera portuguesa.

La región cuenta con un aeropuerto en las cercanías de Badajoz desde el que se realizan vuelos regulares con Madrid y Barcelona y estacionales con otros destinos.

En lo que se refiere a las infraestructuras ferroviarias, Extremadura posee 988 km. de vías por las que transitan trenes Talgo, que comunican las ciudades extremeñas más importantes con las principales ciudades de la Península. Actualmente está en construcción la línea de alta velocidad, AVE, que unirá Madrid - Lisboa con estaciones en varias ciudades de la región.

http://www.turismoextremadura.com

Gracias a la agencia Nomaders (http://www.nomaders.com) pude descubrir esta maravillosa parte de Extremadura. Nomaders se dedica a organizar viajes exclusivos para descubrir esos rincones diferentes que hacen que un viaje sea inolvidable. Además, Nomaders promociona destinos turísticos de manera diferente y original.

Plasencia

Plasencia se encuentra a unos 83 km al norte de Cáceres, 150 km al norte de Mérida, 126 km al sur de Salamanca, 245 km al oeste de Madrid y 70 km de la frontera con Portugal, y a una altitud de 352 metros sobre el nivel del mar.

Su término municipal tiene una extensión de 218 km², siendo uno de los municipios más extensos de la comunidad autónoma extremeña. Cuenta, a 1 de enero de 2.009 con una población de 41.148 habitantes por lo que es una ciudad pequeña pero con todos los servicios necesarios para vivir bien.

http://www.plasencia.es

Historia

Ciudad Noble, Leal y Benéfica. Fue fundada en el año 1.186, donde el Rey la ennobleció. En 1189 el Papa Clemente III concede a la ciudad la Sede Episcopal. El carácter militar y la óptima situación estratégica unido al afán de reconquista del rey castellano propició el fortalecimiento de la ciudad a finales del siglo XII con la creación de la muralla y el reforzamiento con la barbacana, con 78 torres o cubos y la construcción del Alcázar (desaparecido ya en nuestros días). También en este siglo comenzó la construcción de la Catedral Vieja, así como la aparición de los primeros Palacios y casas señoriales de las que todavía quedan buena muestra de ellas.

Y, además, Plasencia también tuvo que ver con las discordias sobre la batalla de sucesión de Enrique IV de Castilla apoyando los nobles a Juana la Beltraneja debido a que, en mayo de 1.475, decidió asentar la Corte en el Palacio de las Argollas. En el mismo mes llegó a la ciudad el Rey de Portugal Alfonso V.

Los siglos XVI y XVII marcaron el punto culminante de su historia contribuyendo Plasencia con sus hijos, al descubrimiento, conquista y evangelización del Nuevo Mundo. Fundó importantes instituciones Benéficas y culturales y nos legó monumentos que hoy nos sobrecogen, sobre todo la Catedral Nueva o Plateresca comenzada en 1.498 por el obispo D Gutiérrez Álvarez de Toledo, hijo de los primeros Duques de Alba; el Acueducto o el palacio del Marques de Mirabel.

Llegó a contar con Universidades, dependientes de los Dominicos y Jesuitas.

En 1.901 la Reina Mª Cristina le otorgó el título de “la muy benéfica”, por el comportamiento humanitario con los soldados repatriados de la guerra de Cuba en 1.898.

Cómo llegar

Desde Madrid para llegar a Plasencia en transporte público hay dos opciones: Desde la estación de autobuses Méndez Álvaro con Avanza http://www.avanzabus.com/web/default.aspx o con Cevesa http://www.cevesa.es/

El autobús tarda tres horas y media y cuesta 17€.

Los trenes desde la estación de Atocha tardan casi tres horas y el billete cuesta unos 23€

Donde dormir

Las Hospederías de Extremadura son hoteles con encanto gestionados por la Junta de Extremadura, algunas veces erigidos sobre edificios históricos y con personalidad, y sometidos a una minuciosa rehabilitación para dotarlos de las últimas comodidades. Algunas veces se ha tenido que construir el edificio, pues no existía ninguna construcción emblemática en ese lugar único.

http://www.hospederiasdeextremadura.es/default.aspx?h=2&lang=1

Las Hospederías extremeñas, son como los reconocidos Paradores, lugares increíbles, habitaciones encantadoras y gastronomía para hacer satisfacer a los paladares más exigentes al mejor comensal.

La Hospedería de Monfragüe está situada a 1 km. de Torrejón el Rubio y es perfecto para visitar el Parque Nacional de Monfragüe. El hotel es un edificio de nueva planta, renovado en el 2.006, y construido con materiales tradicionales, como son la madera, la pizarra y el hormigón. En su interior, con decoración de vanguardia, podemos encontrar cuadros de artistas extremeños como Vostell o Canelo, así como muebles y alfombras de autores renombrados como Mariscal, Le Corbusier o Moragas.

El hotel cuenta con 60 habitaciones dotadas de baño completo, minibar, aire acondicionado, caja fuerte, televisión plana, ordenador y acceso a internet wifi gratis. En cuanto a los servicios e instalaciones, la hospedería dispone de restaurante (El Paraíso de los Sentidos), cafetería con terraza mirador, salones con chimenea, salón de billar, salón de reuniones, amplio jardín, piscina y parking exterior. Los precios oscilan entre 70 y 130€.

Desayuno espectacular con productos extremeños y clásicos desayunos.

Y destacar que pude degustar una cena espectacular en su restaurante El paraíso de los sentidos: aperitivos, canelones crujientes de pintada extremeña en crema de setas, caviar de ibérico y aceite de criadillas, lomitos de lubina rellenos de rissotto de morcilla extremeña, ragout de tomate y yemas de trigueros. Todo regado con vinos locales. ¿Qué más se puede pedir?

Dónde comer

Hotel Restaurante Carvajal situado en el Paseo Pizarro 54, Torrejón el Rubio 1094, Tel. 927 455 260, Fax 927 455 254, mail: crvajal@bme.es, http://www.hotelcarvajal.es/restaurante.htm.

En él se pueden degustar los guisos y asados típicos de Extremadura, preparados por manos expertas, con productos autóctonos y de producción propia: carnes de cordero, ternera, cabrito, cochinillo, venado, embutidos ibéricos, jamón, lomo, chorizo, quesos, además de productos silvestres como las criadillas de tierra, los espárragos trigueros, las setas y los cardos. Todo en un ambiente familiar y a un precio muy asequible.

La Pitarra del Gordo (Plaza Mayor 8, Tel. 927 414 505, 10.600 Plasencia, info@lapitarradelgordo.com, http://www.lapitarradelgordo.com).

Famosísimo bar restaurante en el mismísimo centro de Plasencia, con todos los ingredientes para entusiasmar a los carnívoros amantes de la buena mesa placentina. Para no perderse unas tapas allí, un must.

El Español (Plaza Mayor 32, 10.600 Plasencia, Tel 927 412110, evmespanol@hotmail.com, http://www.restaurantebarespañol.com), cafetería bar para picotear o comer. Su tapa típica es la paloma, una corteza con ensaladilla rusa, para no perdérsela.

Succo (Vidrieras 7, 10600 Plasencia, Tel. 927 412 932, reservas@restaurantesucco.es, http://www.restaurantesucco.es/index2.html) este moderno y novísimo restaurante ofrece renovadas tapas clásicas deliciosas. A destacar el changurro gratinado con ceviche de salmón y el arroz con leche crujiente de canela para los más golosos.

Hotel restaurante Puerta de Monfragüe (Ctra. La Bazagoa – embalse de Torrejón, km. 9, Tel 927 198 110, 10.591 La Bazagona, info@hotelpuertadeonfrague.es, http://www.hotelpuertademonfrague.es).

Hotel rural situado en un precioso alcornocal en plena naturaleza y a escasos 300 metros de la Portilla del Tiétar. Consta de 20 habitaciones con baño, cafetería y restaurante con horno de leña. Sirven gastronomía típica extremeña en un ambiente casero.

Qué ver

- Muralla y acueducto: la muralla es el gran elemento del patrimonio monumental que caracteriza a la ciudad. Desde su fundación por Alfonso VIII hasta el día de hoy. De muro protector hasta límite del casco histórico. Sólo traspasable por sus 7 puertas.

Junto a la muralla luce majestuoso el acueducto medieval, que era la vía de entrada del agua que llegaba desde las sierras de Cabezabellosa y El Torno a la ciudad. Construido en el siglo XVI, hoy se erige como atracción monumental integrado en el corazón placentino. Cuenta con 200 metros de longitud y 55 arcos de medio punto que lo conforman.

- Catedrales: de transición del románico al gótico, la denominada Catedral Vieja tiene en su exterior una bella portada románica de arco de medio punto con hermosas arquivoltas y escena incompleta de la Anunciación de la Virgen en la hornacina superior del frontispicio. Con tres naves y cuatro tramos con bóveda de crucería, que comenzó a construirse en el siglo XIII, presenta ampliación a mitad del siglo XV, con claustro rectangular de inspiración cisterciense, donde se encuentra la imagen gótica del siglo XIII de Santa María la Blanca.

Desde el claustro se puede acceder a la Capilla de San Pablo, antigua Sala Capitular atribuida a Gil de Císlar. Obra de estilo románico gótico con influencias bizantinas y orientales que alberga la imagen de la Virgen del Perdón. Sobre esta capilla se alza la afamada Torre del Melón.

La construcción de nuevo templo catedralicio se inició el año 1.498, y se finalizó en 1.578, con la intervención de varios arquitectos como Juan de Álava, Francisco de Colonia o Enrique Egas.

La catedral nueva tiene dos impresionantes fachadas renacentistas de estilo plateresco. La principal, obra de Juan de Álava, que la terminó en 1.558, y la del Enlosado, fechada entre 1.538 y 1.548, que es obra atribuible a Diego de Siloé.

En el interior, con tres naves y un crucero cubierto de bóveda de crucería, destacan en su nave central el Retablo Mayor, obra del siglo XVII, con lienzos de Mateo Gallardo, Luis Fernández y Ricci. Esculturas de Gregorio Fernández, donde destaca la imagen en madera del siglo XIII de la Virgen del Sagrario. Llama especialmente la atención el Coro, uno de los más bellos de España, obra de Rodrigo Alemán en estilo gótico flamígero con escenas bíblicas y de animales. Sobresalen los sitiales del Obispo y los Reyes Católicos.

- Barrio judío: Integrada en la Asociación Europea para la Preservación y Salvaguarda del Patrimonio Judío y en la Red Nacional de Juderías (que preside durante el segundo semestre de 2.009), Plasencia contó con uno de los principales asentamientos sefardíes de Extremadura.

La presencia de los judíos en Plasencia es conocida desde el Fuero otorgado por Alfonso VIII en el año 1.189, en el que hay referencias claras a la población judía. Ya en el siglo XV, la aljama placentina rondaba las 200 familias, con una gran sinagoga, la mejor y más antigua que había en Extremadura, en el lugar denominado "La Mota", situada en lo que es actualmente el Palacio del Marqués de Mirabel y el Convento Dominico de San Vicente Ferrer -sede de la exposición de pasos de Semana Santa-.

En el Berrocal se ubicaba el antiguo cementerio judío del que aún se pueden ver restos de tumbas excavadas en la roca (más de 200), y que pasará a convertirse en Jardín Cultural de Plasencia con un centro de interpretación de la cultura sefardí y una impresionante vista de la ciudad del Jerte.

- Enclaves religiosos: como ciudad medieval, Plasencia es cuna de un notable legado religioso. Entre las empedradas calles de su casco histórico se reparten bellas iglesias y conventos, sin olvidar su rica imaginería local, que ha convertido a la Semana Santa en una de las más importantes de Extremadura. Fuera del recinto intramuros, el visitante encontrará joyas como la ermita de San Lázaro o la Virgen del Puerto, patrona de la ciudad, desde donde se divisa un bellísimo paisaje de la ciudad y del Valle del Jerte.

Para visitar Plasencia, o para organizar actividades o incentivos por la zona recomiendo la empresa LP Travel (Avda. Calvo Sotelo 8, B3, 0.600 Plasencia, Tel 927 116 218, http://www.lptravel.info), verdaderos expertos de este tema. en la zona.

Visitar las bodegas Viña Placentina (Finca Pago de los Ángeles, Sierra de Santa Bárbara, Circunvalación Sur, Tel. 927 116 250, Fax 927 116 332, http://www.vinaplacentina.com) es otra atractiva actividad. No tienen DO concreta y toda su producción es totalmente ecológica.

La viticultura realizada en la finca se lleva a cabo de forma tradicional.

Creen que la salud de nuestra tierra es de suma importancia para la obtención de vinos de calidad por lo que, todos los trabajos realizados en Viña Placentina, son libres de productos químicos de síntesis. La agricultura ecológica es un sistema de cultivo basado en la utilización óptima de los recursos naturales cuyo principal objetivo es la obtención de vinos saludables con mayor calidad organoléptica.

Se producen sólo cuatro vinos:

-      Nature (Vino joven. Se deja reposar durante 12 meses en depósito de acero inoxidable. Variedad: Cabernet Sauvignon), Coupage

-      Vino tinto con 5 meses en barrica de roble Americano. Variedad: Cabernet Sauvignon y Merlot)

-      Etiqueta Negra (Vino tinto con 12 meses en barrica de roble Americano y francés. Variedad: Cabernet Sauvignon)

-      Pago de los ángeles (Vino tinto con 12 meses en barrica de roble francés. Variedad: Cabernet Sauvignon).

-      También elaboran Aguardiente de orujo (Aguardiente de agricultura ecológica procedente de los hollejos de la variedad Cabernet Sauvignon, obtenido a través de un cuidado proceso de destilación, lento y artesanal. El proceso de destilación se lleva a cabo en alambique de cobre mediante el tradicional sistema de arrastre por vapor y una posterior condensación pausada del caldo).

Monfragüe

http://www.monfrague.com

El Parque Nacional de Monfragüe, su Reserva de la Biosfera y el Área de Influencia Socioeconómica, constituyen un destino turístico de primer orden.

Esta herencia debe ser conservada y protegida con celo pero también ha de ser compatible con la actividad turística y el desarrollo sostenible de los recursos de nuestras comarcas.

El Parque Nacional de Monfragüe, referencia obligada del bosque y matorral mediterráneo, se encuentra en la provincia de Cáceres, en el centro del triángulo formado por Navalmoral de la Mata, Plasencia y Trujillo.

Declarado Parque Natural en 1.979 y Parque Nacional en el 2.007, Monfragüe ocupa una superficie de 17.852 Has., y representa uno de los enclaves más extensos y representativos de bosque y matorral mediterráneo.

El río Tajo y su afluente, el Tiétar, proporcionan el medio acuático y esculpen en la cuarcita grandes farallones donde se asientan espectaculares colonias de buitres leonados y nidifican el halcón peregrino, el águila perdicera y el búho real. En sus orillas y cauces podemos encontrar al martín pescador, mitos, cormoranes y ruiseñores, además de otros relacionados con el medio acuático como la nutria.

El Parque Nacional de Monfragüe tiene una superficie de 18.396 hectáreas y es uno de los ejemplos más representativos del bosque y matorral mediterráneos.

El entorno que hoy conocemos ya fue transitado por los romanos, que lo conocían como el Monsfragorum (monte fragoso, abrupto o denso).

A vista de pájaro, Monfragüe es un mar de encinas y alcornoques con dos grandes cursos fluviales en el centro, bordeados por una cadena de sierras con laderas de solana de vegetación pobre y laderas de umbría con exuberante matorral mediterráneo.

En el interior del parque desemboca el río Tiétar sobre el Tajo. A ambos lados de estas venas fluviales, se suceden una serie de pequeñas montañas que no sobrepasan los 800 metros de altitud. Monfragüe se podría considerar como el principal refugio de la fauna mediterránea.

Así, la existencia de dos áreas claramente diferenciadas (un monte mediterráneo cerrado y amplias dehesas que le rodean) propician la existencia de una biodiversidad con un interés científico y cultural especial e inigualable. Por todo ello, Monfragüe es conocido a nivel mundial por las altas densidades de grandes aves, especialmente las rapaces. Entre ellas, se encuentran poblaciones de buitre negro, águila imperial ibérica, cigüeña negra, buitre leonado, águila perdicera, águila real, alimoche, búho real y águila culebrera, entre otras.

En cuanto a los mamíferos, destaca la existencia de especies cinegéticas de caza mayor (jabalí, ciervo y corzo) y de caza menor (conejo y liebre), además de la escasa y casi dudosa presencia del lince ibérico, con un avistamiento seguro en 1.992 y distintas escuchas realizadas en 2.003. A esto hay que unir un número significativo de ejemplares de reptiles, anfibios y peces.

Monfragüe destaca también por su relación con el hombre. El hallazgo de 105 abrigos con pinturas rupestres, datadas de 5.000 a 3.000 años antes de Cristo, refuerza la idea de que el ser humano siempre encontró en la quebrada orografía de este espacio un lugar óptimo para habitar.

Además, el que es el primer Parque Nacional de Extremadura presenta una geología curiosa y descriptiva como pocas. Esta estructura da lugar al relieve apalachiano que se caracteriza por una sucesión de crestas dibujadas por los materiales más resistentes (cuarcitas) y valles o depresiones sobre los materiales más erosionables (pizarras).

Asímismo, los ríos, a su paso por el parque, forman las conocidas portillas y saltos cuando cortan los crestones cuarcíticos.

 

Dentro del perímetro que delimita las 18.396 hectáreas del Parque Nacional de Monfragüe se establece una división en cuatro zonas. El objetivo principal de esta zonificación es el de hacer compatible la preservación de los valores naturales y culturales de este espacio protegido con el disfrute de los visitantes, el desarrollo de las actividades de uso público y la sostenibilidad de los aprovechamientos productivos.

Si se quiere conocer el Parque Nacional de Monfragüe recomiendo la empresa Monfragüe Vivo (http://www.monfraguevivo.com): Monfragüe Vivo es una empresa creada en el 2.002, dedicada al diseño y realización de actividades de Turismo de Naturaleza en el entorno de Monfragüe. Su objetivo es conseguir que sus clientes puedan conocer y disfrutar este maravilloso espacio natural, garantizando el menor impacto ambiental y el mayor conocimiento de Monfragüe.

A través de diferentes actividades muestran los paisajes de mayor belleza, la fauna salvaje y su rica vegetación, su historia, leyendas y formas de vida.

Tuve la suerte que me recogieran en un coche 4x4 y hacer diversos itinerarios por el Parque. Por los miradores del río Tiétar, desde donde observamos las principales especies de aves de Monfragüe: Águila imperial, Búho real, Buitre negro, Cigüeña negra, Buitre leonado, perfectamente equipados para la observación.

Los guías de Monfragüe Vivo son un pozo de sabiduría en ornitología y en la fauna del parque.

Posteriormente abandonamos las carreteras y entramos en el corazón de algunas de las dehesas más bonitas de Monfragüe, a través de antiguos caminos de tierra.

Disfruté contemplando la belleza de un alcornocal centenario y de los ciervos que allí se encontraban, así como de algunas aves propias de este valiosísimo ecosistema.